Mini Blog: Desmitificando el Software Libre

Hace unos meses en UpVent nos declaramos como una empresa de código empresarial 100% libre. Prueba de ello es la licencia por defecto que se maneja con los clientes mismos. Sin embargo este no ha sido un camino fácil, pues el número de empresas que distribuyen software libre como negocio es muy pequeño. Sobre todo a comparación de aquellas que distribuyen software de código cerrado o con licencia privativa.

Por ello en UpVent decidimos crear este pequeño blog, para desmentir algunos de los mitos más populares que rondan a través del software libre y su implementación en la industria. Atacaremos el problema en forma de preguntas u oraciones comunes que algunas personas utilizan constantemente.

1. No se puede vender el software libre

Esto es totalmente falso.

Si bien es cierto que, gran parte del software libre que podemos encontrar en el internet está disponible de forma gratuita para todos esto no significa que el código no pueda ser vendido.

Esto no es realmente culpa de nadie, es una confusión provocada por la mala interpretación de algunas palabras del idioma Inglés. Pues en Inglés la palabra “free” puede tener dos significados:

  • Libre (Free as In Freedom)
  • Gratis – Gratuito (Free beer)

La mala interpretación de esto puede ocasionar que estamos tratando de decir “Software Gratis” en lugar de “Software Libre”. Sin embargo cuando decimos “Free Software” estamos hablando de libertad y no de precio

Citando al sitio oficial de GNU:

Como el software libre no tiene nada que ver con el precio, un precio bajo no hace que sea libre ni que esté más cerca de serlo. Así pues, si se redistribuyen copias de software libre, se puede cobrar un precio significativo y ganar algo de dinero. Redistribuir software es una actividad buena y legítima. Si se hace, también es legítimo obtener un beneficio por ello.

La venta de software libre – gnu.org

Bajo esta premisa y bajo las licencias de GNU podemos crear una lista de cosas con respecto al software libre y su comercialización:

  • El software gratuito no es necesariamente libre.
  • El software libre no es necesariamente gratuito.
  • El software libre puede venderse siempre y cuando se respete la licencia.

Podemos concluir entonces que, el software libre puede utilizarse como una forma de recibir dinero y que dejar programas libres de forma gratuita en internet es más una tradición o una cuestión moral que una cuestión ética o impuesta.

2. ¿Puede haber software de uso privado que sea libre?

Si. Aunque suene extraño al inicio.

La diferencia radica en la palabra “privado” que es muy diferente a “privativo“. De acuerdo con la fundación del software libre el software privativo es:

El software privativo, también llamado <<software que no es libre>>, se refiere al software que no respeta la libertad de los usuarios ni a su comunidad. Un programa privativo coloca a su desarrollador o propietario en una posición de poder sobre sus usuarios. Tal poder es en si mismo una injusticia.

El software privativo a menudo es malware – https://www.gnu.org/proprietary/proprietary.es.html

Puede crearse software de uso privado siempre y cuando el ó los usuarios de ese software tengan las 4 libertades del software libre totalmente íntegras.

En otras palabras y junto al primer punto, es posible vender software a un cliente tuyo y licenciar ese mismo software bajo la licencia GPL. Tu única “obligación” será otorgarle el código fuente a tu cliente y una copia de la licencia, claro, haciéndole saber que, no por ser software libre su código estará rondando todos los rincones de internet.

3. El software libre es “comunismo tecnológico”.

La política es un tema sensible, sin embargo este pensamiento es un error total. Pues el software libre fue concebido dentro de un sistema capitalista. La filosofia del Software libre combina aspectos capitalistas, socialistas y anarquistas.

Irónicamente esto hace que grandes empresas grandes de software queden como aquellos que no respetan la propiedad privada. Pues el software libre hace que tu copia de un programa sea de tu propiedad, ergo, propiedad privada (más no privativa).

Atacando otro problema en este mismo punto, no es para nada ilegítimo que las empresas ganen dinero utilizando software libre que otras personas han creado, pues los creadores de dicho software libre están en plena conciencia de lo que podría o no pasar con su software y están de acuerdo o en favor de ello. Por lo tanto ningún derecho o norma moral está siendo violentada aquí.

4. El software libre es inseguro o los sitios web libres lo son.

Otro error común que piensan algunas personas, en su mayoría programadores piensan que, al hacer público el código de una aplicación o en otros casos el código de un sitio web las cosas podrían tornarse inestables o inseguras.

-¿Por qué habría de liberar el código de mi sitio web? ¿Eso no lo dejaría expuesto a los hackers o a que cualquiera se pudiera meter a administrarlo?

El código fuente de una aplicación no necesariamente la vuelve vulnerable o menos segura, el miedo a que por ello una URL de administrador o una base de datos pueda ser encontrada o explotada no refleja ser un error del software libre. Dichos errores son del programador por un mal diseño o una mala implementación y un bajo conocimiento en administración de sistemas.

De ser cierto este argumento ¿por qué algunos servidores con OpenSSH, cuyo código es público no son fácilmente vulnerados por esa vía? ó ¿Por qué los sitios creados con Django no son fáciles de explotar si Django y Python son de código libre?

Para terminar de explicar este punto pondremos otra cita que dice:

El código de OpenSSL está ahí. Todos lo podemos ver. Ahora descifra lo que está cifrado con OpenSSL […] Tener el código no te hace vulnerable.

Last Dragon – Windows es una amenaza por que se filtró el código.

Por lo tanto el software libre no es necesariamente más inseguro que el software privativo, ambos pueden ser igual de inseguros si están mal diseñados.

5. El software libre es de menor calidad por que “todos ponen de su cosecha”.

Esto también es falso.

Es un error de pensamiento decir que “todos” pueden añadir o quitar código arbitrariamente de un programa libre. Normalmente este software se maneja por repositorios o versiones, las cuales tienen uno o varios moderadores que se encargan de verificar la integridad del código y su funcionamiento óptimo. El punto se vuelve bastante extenso, pues en la comunidad hay una preferencia por el “upstream” y no por los programas que crean otros individuos, no por una cuestión de maldad, es más una cuestión de calidad, pues un solo individuo experto o un grupo de moderadores expertos pueden garantizar que el programa funcione de una manera razonable.

Por lo tanto, no, el software libre no es fácil de romper o de menor calidad que el privativo por el hecho de ser libre.

6. El software libre y el OpenSource son lo mismo

NO

Aunque a nivel coloquial puedan ser considerados lo mismo, lo cierto es que debajo de las licencias existen diferencias que hacen diferenciable al software libre del open source. Pues, el software open source no necesariamente protege las 4 libertades fundamentales del software, ya que una licencia open source puede prohibir la reproducción del código fuente o la reproducción y creación de software privativo al poseer una licencia débil y sin copyleft. Un ejemplo de esto es lo que hace una empresa de software reconocida con uno de los editores de código más utilizados.

Por lo tanto el código libre no es lo mismo que el código abierto debido a una o varias diferencias fundamentales en la licencia de los mismos. Si deseas saber más te invitamos a leer el siguiente enlace.

Conclusiones

La desinformación y los rumores pueden ser peligrosos en las comunidades. Como dijimos en la introducción de este blog, el software libre no se salva de los mismos. Sin embargo con un poco de lectura de comprensión y entendimiento podemos desmentir todos aquellos mitos donde el software libre es tachado de insuficiente o de ser menor en cualquier forma que involucre la calidad del código.

Apoyar el software libre no es necesariamente apoyar a la piratería o violaciones del copyright, tampoco significa hacer software gratis, vulnerable o de menor calidad.

Al ser una cuestión ética y moral, estos mitos deben de frenarse en la medida de lo posible e informar bien a nuestros compañeros o amigos sobre el software libre, sus ventajas como filosofía y modelo de desarrollo y sus mitos.

Nos gustaría escuchar tu opinión. ¿Qué otras preguntas, dudas o mitos has escuchado del software libre? ¿Has programado o contribuído al software libre? Escríbenos en los comentarios tus experiencias o preguntas.

Esperamos que hayas disfrutado de leer el blog tanto como nosotros disfrutamos escribiéndolo. Si deseas apoyarnos puedes compartir el artículo con tus amigos, añadirnos a tus excepciones en AdBlock o compartirnos en redes sociales. ¡Nos vemos en la próxima entrada!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: